lunes, 28 de septiembre de 2009

¿A LA IZQUIERDA EN PORTUGAL?


Las elecciones portuguesas del pasado domingo pueden resultar un giro de izquierdas en la política del país. El Partido Socialista(PS) con un 36,6% no revalida su mayoría absoluta de la anterior legislatura y para obtener una mayoría holgada en el parlamento deberá pactar con los partidos de izquierdas, el Bloque de Izquierdas(BE) 9,9% y el Partido Comunista(PCP) con un 7,9%. El pacto se convierte en una necesidad vital para el PS de José Sócrates ya que los votos del derechista Partido Social Demócrata(PSD) con un 29,1% y el ascenso del Partido Popular portugués hasta el 10,2% le pondrían en serios apuros en votaciones ajustadas.
Por lo tanto, José Sócrates debe abandonar la defensa de sus tesis liberales para acercarse a los sectores izquierdistas de su partido y luchar contra la desigualdad social y así poder pactar con el BE y el PCP. Dicho pacto puede minar la unidad en el PS ya que existen dos grupos diferenciados dentro de este partido, los izquierdistas y los liberales.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Y un 40% de abstención....

Álvaro dijo...

Eso mismo iba a comentar, pero se me han adelantado jejeje. ¿Por qué no crean un umbral a partir del cual dejen de ser legítimas unas elecciones? Es impresionante para once millones y pico que son...

Pablo dijo...

Es cierto que la legitimidad de unas elecciones queda dañada con las altas abstenciones, pero ¿cual es la solución?¿lo que opine el 60% que ha ido a votar no cuenta?¿por qué no vota la gente?. Me gustaría que comenteis vuestras opiniones al respecto.

Anónimo dijo...

La abstención tiene, sin duda, significado político. Pero la legitimdad democrática de unas elecciones con un 40% de abstención es incuestionable.

Todos los protugueses tienen derecho a votar. Que no lo hagan muchas debe ser, desde luego, objeto de análisis. Pero han sido ellos los que han decidido no participar y cualquier cuestionamiento de la legitimidad de unas elecciones por la abstención es contrario a los principios más elementales de la lógica, el sentido común y los principios democráticos más elementales.

En todod caso, y esto va para todos, la abstención no me parece el arma más adecuada para expresarse. Es la más fácil -votar en blanco o a un partido mayoritario no tiene tanta repercusión- pero no la más activa y valiente.

Vrai Anónimo