lunes, 19 de octubre de 2009

MANIFESTACIÓN ANTIABORTISTA

Merece la pena comentar, en este blog, la manifestación antiabortista de este fin de semana. A la manifestación acudieron 2 millones de personas según los organizadores, 250.000 según la policía y 65.000 según el análisis efectuado por un nuevo tipo de estudio que, tecnológicamente, cuenta el número de los manifestantes. También asistieron personajes de la vida política como José María Aznar, Dolores de Cospedal y Esperanza Aguirre que durante los 8 años de gobierno del PP no expresaron la más mínima queja sobre el aborto.
Dicho esto, cabe decir, que "a favor" del aborto no está ninguna persona(no es agradable para nadie, aunque los manifestantes piensen que abortar es una fiesta), de lo que estamos a favor es del derecho de la mujer a decidir libremente sobre su vida y su futuro. En todos los países europeos hay una regulación equiparable a la que se quiere implantar en España. Dicha ley tiene como punto más polémico la posibilidad de que una mujer de 16 años pueda decidir abortar sin el permiso paterno. Precisamente, tan importante punto, impediría que unos padres irresponsables obligasen a su hija a no abortar contra su voluntad. Lo pretenden así los grupos antiaborto.
Estos grupos de presión antiabortista, inexplicablemente, opinan que una mujer de 16 años no es lo suficientemente madura para decidir por si sola pero, por otro lado, si ven a esa chica responsable para criar a un niño. Esto es lo que se llama INCOHERENCIA. Cuando una niña de 16 años no tiene la confianza necesaria para contarles a sus padres un inesperado embarazo es un problema de comunicación familiar no de legislación de derechos. Su hija, problamente, tampoco les consultó el día que se beso por primera vez o el día en que mantuvo su primera relación sexual.
La diferencia radica en tener una relación de confianza mutua entre padres e hijos y poder hablar sin tapujos de estos temas o tener una relación autoritaria basada en los tabús y la desconfianza donde no se puede hablar de ciertos asuntos. En el primer caso, por lo menos, existe la posibilidad de una educación sexual sensata donde la adolescente sea consciente de como enfrentar los posibles riesgos de las relaciones sexuales. En cambio, en el segundo caso es imposible dicha educación por lo que la adolescente tendrá que depender del ambiete extrafamiliar y su desconocimiento para decidir sobre estos temas.
Dicho lo anterior, es cierto que lo más coherente es que la escuela sea la dedicada a concienciar de los riesgos y métodos anticonceptivos para prevenir las consecuencias de un aborto. El problema es que en las escuelas privadas religiosas es bastante difícil que este tipo de educación se lleve a cabo.
Además y por último, ¿alguien está en desacuerdo con que una mujer aborte si ha quedado embarazada tras una violación? o ¿si pone en riesgo su vida al tener al niño? o ¿si el niño sufre graves malformaciones físicas o psíquicas?. Total esta rancia oposición ya estuvo en contra del matrimonio homosexual o del divorcio. Todo ello son derechos que, afortunadamente, nuestros hijos veran con total normalidad.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Di que sí... nadie les está diciendo a ellos que aborten (que seguro que de los que estuvieron manifestándose, más de uno lo ha hecho, porque son así de hipócritas y absurdos), sino de tener la opción de elegir, ya que, por suerte el avance de la ciencia nos lo permite.

En cuanto al tema de que a partir de 16 años puedan abortar sin consentmiento de los padres... no sé si estoy del todo deacuerdo. Sí es verdad que hay padres que no permitirían que sus hijas abortasen, y eso es espantoso, pero también es un poco fuerte que éstas se sometan a tales prácticas sin el conocimiento de sus padres... es un tema complicado!

Aunque suene fuerte, me encantaría que la hija de Rajoy o de algunos personajíllos de estos se quedara ambarazada... qué harían??

Anónimo dijo...

Marta.

Pablo dijo...

Desde mi punto de vista no es muy complicado. ¿No es madura una mujer de 16 años para tomar decisiones? a esa edad puede trabajar, no lo olvidemos. Además, si la niña decide hacerlo sin comunicar a los padres es por desconfianza ante lo que le digan.
Dicho esto, es diferente COMUNICAR a los padres tu decisión que necesitar el CONSENTIMIENTO para abortar, eso es, simplemente, inaceptable.

Álvaro dijo...

No olvidemos dos cosas:

- El aborto seguirá produciéndose en clínicas privadas. Únicamente se va a ampliar el derecho al aborto en más supuestos que ahora. La "libertad" de abortar será la que impera actualmente, es decir, la libertad de quien tiene dinero para hacerlo (yo me puedo comprar un Ferrari libremente, quién me lo impide?).

- A una niña de entre 16 a 18 años, al igual que muchas de mayor edad, no le caen 400 euros (o lo que valga actualmente abortar) del cielo. Incluso en el hipotético caso de que los tuviera en una libreta de ahorros, necesita estar a nombre de su padre, madre o tutor legal y su consentimiento para sacar el dinero. ¿No tendrá que dar explicaciones de para qué los quiere?

Todo el debate es pura hipocresía, y se ha centrado en ese aspecto tan polémico y a la vez tan poco trascendente como es el tema de la edad y la madurez.

Y citando a mi profesora Bescansa "el PSOE probablemente retire esa parte de la reforma (la de los 16 años), porque es como si consigues que tus padres te dejen irte a Ibiza pero te dicen que no te lleves esa falda tan corta y tu aceptas, pero te has conseguido ir a Ibiza" ;)

Un saludo.

Pablo dijo...

Grande Alvaro, gran ejemplo.

Anónimo dijo...

Impecable.

Eso sí, lo de "gran ejemplo" en referencia al comentario de Álvaro...hombre, gran ejemplo no, curioso quizás pero vamos....

Real

Pablo dijo...

Ok, acepto su matización señor "Real", gran ejemplo no, pero sí gran comentario, grandísimo.