lunes, 5 de octubre de 2009

LEJOS ESTÁ MI PATRIA

Para todos los sin papeles que luchan en las calles de Madrid para sobrevivir y enviar dinero a sus familias, este poema de Roque Dalton:

LEJOS ESTÁ MI PATRIA

Lejos del mundo, lejos
del orden natural de las palabras;
lejos,
de doce mil kilómetros
de donde el hierro es casa para el hombre y crece
como una rara flor enamorada de las nubes;

lejos del crisantemos, del ala suave del albatros,
de los oscuros mares que blasfeman de frío;

lejos, muy lejos de donde la medianoche es habitada
y nos dicta la máquina su voz sobresaliente;

lejos incluso de donde ya quedó atrás la esperanza,
de donde el llanto nace muerto o se suicida
antes de que lo ahogue la basura;

lejos de donde los pájaros odian,
de donde te hablan de amor hediondos lobos y te invitan
a un lecho de marfil;

lejos de donde los jardines atentan contra su belleza con los cuchillos que les dona el humo;
lejos,
lejos,
lejos de de donde el aire es una gran botella gris;

de donde todos ofrecen terribles pompas de jabón
y ángeles depravados beben con niños cínicos
el veneno de la apostasía contra todas las auroras que pueden;

lejos de la murmuración de las máscaras;
lejos de donde las desnudas no ciegan con la luz de su piel;

lejos de la consolación de los vómitos;

lejos de la sensualidad del pantomimo,
de la resaca de sus imprecaciones sin fondo;

lejos, terriblemente lejos
de donde corretean por las calles los monstruos de seda,
de donde los bosques tiemblan derrotados y huyen
de donde cada llave tiene una puerta que la espera sin sueño;

de donde germina ciega la música del oro
y ladran desatadas las jaurías del cobalto;

lejos, definitivamente lejos
de donde muere el mártir lapidado por la mofa
y el santo es un payaso que se queda callado.

Para ellos y para todo el que sufre la persecución por el mero hecho de buscarse la vida y no la muerte.

2 comentarios:

Pablo dijo...

j

Anónimo dijo...

Gran poema.

Real Anónimo (en lo sucesivo, "Real" ("r-i-a-l" no confundir con "r-e-a-l")